Gabinete de seguridad

El armario de seguridad perfecto: 3 preguntas que debe hacerse siempre antes de la compra

El manejo de sustancias peligrosas forma parte de las operaciones cotidianas en muchas empresas. Las cantidades de sustancias peligrosas disponibles en el puesto de trabajo han de limitarse a la necesidad exacta en cada turno/jornada y el volumen sobrante se debe almacenar conforme a la normativa correspondiente. En concreto, para el almacenamiento de productos químicos peligrosos, también en zonas de trabajo, aplica el Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos (Reglamento APQ, RD 656/2017)

En principio, debe evitarse en la medida de lo posible el almacenamiento de sustancias peligrosas en lugares donde puedan suponer un peligro para los trabajadores u otras personas, por lo que las normativas, como por ejemplo el APQ, prescriben unas cantidades máximas que se pueden conservar fuera de los almacenes y a partir de qué cantidades se deben respetar medidas de protección adicionales y especiales. Las sustancias peligrosas únicamente se podrán almacenar en lugares de trabajo cuando su almacenamiento sea compatible con la protección de los trabajadores, habiendo de cumplir el precepto de la minimización en la medida de lo posible. Si la cantidad de productos químicos peligrosos supera las cantidades establecidas en el Reglamento APQ (Tabla 1), su almacenamiento sólo se permite en determinadas condiciones de seguridad, como por ejemplo en armarios de seguridad. Este tipo armarios también podría ser necesario incluso para cantidades inferiores, si así se deduce de una evaluación de riesgos.

Elegir el armario adecuado para sus necesidades concretas puede tener cierta dificultad, dada la extensa variedad de armarios de seguridad disponibles así que le revelamos a continuación qué preguntas debe plantearse a la hora de elegir el modelo apropiado.



Un total de 3 jornadas laborales o más es el tiempo que un trabajador puede dedicar en un año al transporte de mercancías peligrosas entre dos puntos A y B. Estas distancias de transporte dentro de la empresa se reducen notablemente si se dispone de armarios de seguridad.

Puedes encontrar más información aquí.


1  ¿Qué tipo de armario necesito?

El tipo de armario de seguridad idóneo para usted dependerá naturalmente de las propiedades de las sustancias que éste vaya a albergar. Para elegir el modelo adecuado, conviene basarse en el riesgo más alto que presente la sustancia (o sustancias) a almacenar. La siguiente guía le ofrece indicaciones útiles para el proceso de selección, acompañado de ejemplos de productos apropiados en cada caso.

2  ¿Qué equipamento me hace falta?

Dependiendo del modelo, los armarios de seguridad de DENIOS poseen diversos equipamientos para trabajar de forma segura y cómoda.

Ventilación forzada

La ventilación supone un factor importante en relación con la seguridad y la protección de la salud de los empleados. El Reglamento APQ no obliga expresamente a colocar ventilación en los armarios (solo en el caso de gases inflamables), pero el apartado sobre ventilación de almacenamientos de recipientes móviles sí obliga a tener en cuenta el Reglamento ATEX 1999/92/CE, que a su vez obliga a evitar atmósferas explosivas (protección primaria contra explosiones) de forma prioritaria frente a otras medidas. Dicho apartado sobre ventilación del Reglamento APQ también menciona otras normativas a tener en cuenta a la hora de diseñar la ventilación. Si por ejemplo se almacenan sustancias corrosivas o tóxicas o bien pueden originarse molestias causadas por olores que afecten a los empleados, se debe prever normalmente una ventilación forzada (ver también el RD 374/2001 sobre protección de la salud y de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos).

Dependiendo del modelo, los armarios de seguridad de DENIOS poseen ventilación natural o conexiones para extracción de aire. Además, los equipos de ventilación con filtro incorporado permiten garantizar una ventilación forzada de forma económica, sin costosas instalaciones de ventilación adicionales y evitando medidas de protección frente a explosiones. Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de ventilación forzada (mín. 10 renovaciones por hora):

 

 

Gabinete de Seguridad

Versión de puerta adaptada a sus necesidades

Las puertas batientes de operación manual (1 o 2 hojas) son la variante más habitual, pero como solución para ahorro de espacio cuando las dimensiones son reducidas, disponemos además de modelos con puertas plegables, puertas correderas, persianas o cajones verticales.

Tampoco hay que dejar de lado ciertos aspectos de seguridad en la elección de las puertas. El cierre automático de puertas o cajones en caso de incendio es imprescindible para almacenar sustancias inflamables. Las opciones más interesantes son los armarios de seguridad con cierre automático de puerta de serie, que cierra las puertas o cajones verticales abiertos pasados 60 segundos (antes del cierre de puertas se emiten señales de advertencia ópticas y acústicas). De esta forma, los armarios quedan cerrados con seguridad después de cada uso. Para tener siempre el contenido a la vista, ofrecemos modelos con insertos de cristal en las puertas. Por supuesto, nuestros armarios se pueden cerrar con llave en todo momento para proteger la mercancía almacenada de accesos no autorizados.

Transporte para armarios de seguridad

¿Desea transitabilidad inferior?

Algunos modelos de armarios de seguridad pueden incorporar un zócalo inferior. A veces compensa considerar este criterio en la decisión de compra, si está previsto realizar cambios de ubicación más frecuentes (atención: ¡transportar los armarios de seguridad solo si están vacíos!). El zócalo permite transitar fácilmente el armario por su parte inferior con el traspalet y evita el uso de palets para los traslados del armario dentro de las instalaciones. En combinación con el equipo de ventilación con filtro de recirculación DENIOS, estos armarios ofrecen máxima flexibilidad a la hora de elegir el lugar de instalación.

Sofisticada distribución espacial

Cada armario de seguridad incorpora equipamiento interior estándar probado en la práctica. Muchos de nuestros modelos permiten adaptar los niveles de almacenamiento para que usted distribuya de manera flexible sus sustancias peligrosas y pueda reaccionar a la disponibilidad de espacio en cada momento. Los cubetos de retención y estantes de altura regulable ayudan a aprovechar el espacio al máximo, pudiendo configurar o pedir adicionalmente estantes, cubetos de retención y cajones extraíbles de forma opcional.

Los armarios combinados representan la solución ideal cuando se trata de almacenar pequeñas cantidades de diferentes sustancias peligrosas. Las separaciones verticales posibilitan un almacenamiento estanco de diversas sustancias en un mismo armario. Algunas variantes de armarios para sustancias químicas se suministran con cajas resistentes al fuego tipo 30 minutos según la norma EN 14470-1, que brindan la protección contra incendios necesaria para cantidades más pequeñas de sustancias inflamables.

Prevención eficaz de derrames

Prevención eficaz de derrames

En caso de derrame, el cubeto de retención inferior es el elemento decisivo para contener los líquidos. Los cubetos de retención en acero o plástico se incorporan a todas las variantes de armarios de seguridad para líquidos inflamables, sustancias químicas no inflamables o sustancias corrosivas tales como ácidos y bases. Todos estos cubetos de retención están certificados según la normativa alemana StawaR o con Homologación General de Construcción según el tipo de cubeto, lo cual significa para usted que su diseño es especialmente seguro (mayor grosor de pared, doble soldadura interior y exterior, etc.) y su producción está auditada por organismos externos independientes.

Dado el caso, para proteger de la corrosión los estantes de chapa de acero en el almacenamiento de sustancias agresivas, es posible utilizar también cubetos interiores de plástico. Muchos de nuestros armarios de seguridad están equipados con cubetos de retención extraíbles / cajones, que facilitan considerablemente el acceso a la mercancía almacenada (recipientes pequeños ≤ 1 litro). Además, los cubetos de retención contienen las pérdidas por goteo durante el trasvase de sustancias contaminantes.

¡ATENCIÓN! Si deben realizarse actividades como el trasvase de pequeñas cantidades en el armario de seguridad, esto debería considerarse como almacenamiento «activo» y clasificarse por separado en la evaluación de riesgos, recomendándose los armarios de seguridad para sustancias inflamables solo para almacenamiento pasivo. En caso de que dicho almacenamiento activo sea necesario, esta actividad ha de valorarse por separado y se permitirá siempre y cuando se hayan tomado las medidas adicionales necesarias, las cuales no están contempladas expresamente en el Reglamento APQ (por ejemplo la potencia de una posible extracción). ¿Desea estar completamente seguro? ¡Déjese asesorar por nosotros! Para almacenamiento activo de sustancias inflamables, ofrecemos almacenes resistentes al fuego con amplios espacios y el correspondiente equipamiento de seguridad.  

Armario de seguridad