Caso Neelsen, ampliación de Almacén resistente al fuego

Ampliación de almacén resistente al fuego y a explosiones en Neelsen

El Reto y la Tarea:

Neelsen empresa de mediano tamaño, planea ampliar su almacén de pinturas y recubrimientos. La primera opción era remplazarlo por un contenedor móvil. Un contenedor modelo A-F90 a prueba de fuego era necesario, ya que el margen requerido de seguridad debería de ser al menos de 10 metros, el cual no pudo lograse debido a las condiciones de espacio.

El cliente necesitaba almacenar productos marcados como R-10 (Inflamables), R-11(Altamente Inflamables), y R-12(Extremadamente Inflamables).

La Solución:

Utilizando un contenedor a prueba de fuego, como punto de inicio, los ingenieros de DENIOS diseñaron una solución a la medida, combinando aspectos ambientales y la prevención de potenciales explosiones. El contenedor a prueba de explosión y operación en su interior, fue equipado con ventilación tecnificada con cambio de aire 5 veces por hora con certificación ATEX, luminarias a prueba de explosión, con un dispositivo de cerrado de puerta aprobado por el Instituto Alemán de Ingeniería Estructural (Deutsche Institution for Structural Engineering). Se requería una tarja contra derrames con un volumen de recolección del 100%, y fue especialmente construida por los ingenieros con un volumen de contención de 3,000 litros.

Resultados y Uso:

El contenedor a prueba de explosión con operación en su interior, el cual sido colocado en interior de la planta del cliente, prueba que la solución a la medida de las necesidades del cliente, al mismo tiempo que ahorra espacio, es rentable. El contenedor a prueba de fuego se ajusta a la más reciente regulación, y contribuye activamente en la protección del medio ambiente. Una particular y relevante característica del contenedor es la integración de la tarja contra derrames con el 100% de contención de su capacidad de almacenamiento, debido a la ubicación del sitio de producción dentro de una zona de protección de agua.