Cado de éxito Stadler Fahrzeuge, Suiza.

Un almacén seguro para líquidos inflamables en Stadler

Almacén para líquidos inflamables y explosiones, transitable, iluminado y con estanterías. 

La empresa de vehículos Stadler es conocida desde hace más de 6 décadas por su producción de vehículos ferroviarios para el transporte de personas.  Fundada en Zúrich, la empresa Stadler cuenta hoy con una gran red de sedes en el espacio europeo y los EE.UU. La fábrica de Altenrhein (cantón de San Galo) es considerada como centro especializado en trenes de dos plantas.  Además, aquí se fabrican, entre otros, tranvías para el mercado suizo.  En la producción se emplean regularmente líquidos inflamables que deben estar accesibles.

Altos requisitos de resistencia al fuego en el interior

 La empresa Stadler tuvo que colocar estas sustancias cerca de la abierta y amplia nave de montaje. Se emplean recipientes de distintos tamaños, de 5 a más de 60 litros, llegando a 450 litros de capacidad. La problemática: No había un sector de incendios delimitado para el almacenamiento de las sustancias, ni una ventilación adecuada ni tampoco zonas Ex definidas. Además, tampoco había un lugar para la recogida de recipientes de gases a presión, los cuales deben almacenarse separados de las sustancias inflamables. Los responsables de Stadler iniciaron la búsqueda de un socio adecuado para la realización del proyecto. La solución definitiva fue obra de un experto en seguridad de la empresa DENIOS con sede en Wettingen.

Soluciones de seguridad fabricadas por el líder del mercado

 Se pensó en un almacén con resistencia al fuego del tipo BMC de DENIOS, el cual debía cumplir todos los requisitos de la empresa Stadler en una superficie de solo 10 m2 . El almacén es transitable y ofrece resistencia al fuego según el estándar EI 90. La parte interior del almacén viene diseñada de fábrica como zona Ex 1 para cumplir con las disposiciones internacionales de protección contra explosiones. Las estanterías integradas aprovechan muy bien el espacio y ofrecen sitio suficiente para colocar pequeños recipientes. La iluminación, la ventilación forzada y los sistemas de detección de incendios facilitan el manejo y aportan la seguridad necesaria para el almacenamiento abierto de líquidos inflamables. El sistema cuenta con un cubeto de retención en acero, el cual puede albergar hasta 1.350 litros de líquido derramado. El acero, tratado, es muy resistente química y mecánicamente. El detector de incendios acciona el cierre automático de las puertas en caso de emergencia. Se instaló un armario protegido ignífugo para los recipientes de gas a presión.

Solución con valor añadido

La solución de almacenamiento realizada con DENIOS no solo cumplió con todos los requisitos administrativos y estándares técnicos. Todos los productos de DENIOS son de fabricación propia y su instalación en el lugar indicado por el cliente es llevada a cabo por profesionales. De esta forma, a la empresa cliente se le ofrece un servicio integral que va desde la construcción pasando por la fabricación hasta el mantenimiento, que ningún otro proveedor puede prestar en este formato. En el caso especial de la empresa Stadler, la solución tiene un valor añadido para el cliente: El almacén es móvil y puede ser trasladado, en su caso, a otro lugar de la empresa o al exterior, siempre y cuando se den allí los estándares de seguridad necesarios.