Caso de éxito de Shell, Austria.

Shell y su estufa para bidones programable SPS

Cámara térmica automática con dos superficies de almacenamiento para 32 bidones 

 

Desafío y misión:

Shell Austria necesitaba una solución para el calentamiento específico de materias primas sensibles a los cambios de temperatura. Las sustancias aditivas estaban expuestas a una temperatura que se movía entre -15ºC y +35ºC.

 

 

 

La solución:

DENIOS diseñó una cámara térmica con dos superficies de almacenamiento para 32 bidones de 200 u 8 IBC de 1000 litros. La climatización se realiza por medio de un sistema de calefacción por conducción de aire.  La temperatura se controla de forma automática y por medio de un regulador con programación y almacenamiento de datos (SPS) que se ajusta a la necesidad actual.

 

Resultado y utilidad:

La cámara térmica de DENIOS ofrece a Shell una combinación de productividad y protección de las personas y del medio ambiente de primera clase.